Periodismo Responsable

NOTICIAS PROVINCIA

Acuerdo para fortalecer la protección de los derechos de la niñez

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF) y el Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN) de la Organización de Estados Americanos (OEA), suscribieron un acuerdo marco de cooperación para impulsar acciones conjuntas que impacten en la promoción, protección y ejercicio de derechos de niñas, niños y adolescentes.  

En un acto realizado en el Centro Cívico de la ciudad de Córdoba, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julián López, la secretaria de la SeNAF, Georgina Tavella, y el director general del IIN, Víctor Giorgi, firmaron el convenio que formaliza una línea de trabajo interinstitucional y de asistencia técnica iniciada el año pasado.

Con satisfacción por la suscripción del acuerdo, Julián López señaló que a partir de la reforma constitucional del año 1994, “tenemos el compromiso de trabajar en forma articulada con los organismos internacionales y regionales que supervisan el cumplimiento de los tratados internacionales”.

Asimismo indicó: “Córdoba es la primera provincia del país cuyo sistema de protección cuenta con una línea de formación permanente por parte del Instituto de la OEA, sobre estándares internacionales de derechos humanos”. Esta línea de capacitación se encuentra vinculada al “Programa de Formación Continua y Actualización Permanente 2021-2023″ de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

El ministro señaló que en virtud del acuerdo se realizarán durante el 2022 dos instancias formativas que alcanzarán a 500 profesionales y agentes del Sistema de Promoción y Protección Integral de derechos de la niñez en Córdoba.  La primera instancia versará sobre “responsabilidad penal juvenil”, y el segundo eje tratará sobre “participación de niñas, niños y adolescentes”.

Ambas temáticas son de vigencia importante para el sistema de protección integral de derechos teniendo en cuenta la reforma al régimen penal juvenil introducida en el 2019 que prioriza las medidas no privativas de la libertad. “Esto nos compromete a todas las instituciones a trabajar de manera mancomunada en pos de los y las jóvenes”, manifestó López.

También está previsto para este año el lanzamiento de un “Concurso de ensayos dirigidos a niñas, niños y adolescentes sobre derechos fundamentales”, que serán publicados por el sello editorial de ambas instituciones. Así como está previsto el apoyo del IIN al Consejo Provincial de Adolescentes dependiente de la SeNAF.

Por su parte, Georgina Tavella manifestó: “Este encuentro y todo lo que vamos generando desde el sistema de protección no es más que un trabajo en equipo, que hacemos con pasión, compromiso, respeto y profesionalismo. Sabemos que cada una de las acciones aisladas no logran objetivos pero que todas las acciones juntas, le pueden cambiar la vida a los chicos y chicas”.

Acompañaron el ministro de Trabajo, Omar Sereno, y la defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Amelia López. También estuvieron presentes jueces y funcionarios judiciales de niñez, adolescencia y familia, y del fuero penal juvenil, así como funcionarios del Ministerio de Justicia y funcionarios y agentes de la SeNAF.

Avances y Desafíos de los Derechos de niños, niñas y adolescentes

En una breve pero rica exposición, Víctor Giorgi repasó el avance de derechos de niñas, niños y adolescentes en la región desde la celebración de la Convención de los Derechos de Niño en el año 1989. Y definió que actualmente “nos encontramos en una situación de conflicto de paradigmas” entre propuestas que avanzan en la concepción de derechos y las que retroceden.

“Hay avances pero también todo un movimiento regresivo”, señaló Giorgi. En este sentido, puso como ejemplo “la baja de edad de imputabilidad y la prohibición de hablar ciertos temas en las escuelas como diversidad de género”.

Ante la pregunta de qué hacer ante este conflicto, Georgi sostiene que hay que replantearse la dimensión cultural, ese “sentido común” que rige las miradas y acciones sobre niñas y niños. “Plantearse cambios en las formas de sentir y pensar de la gente. En la medida que no podamos desnaturalizar eso, las políticas sociales son difíciles de sostener porque pasan a ser un esfuerzo solamente del Estado donde la comunidad no colabora lo suficiente o no sirve de resonancia”, indicó.

Propuso desafíos en los cuales trabajar: “La educación en derechos humanos a niñas, niños y adolescentes, que promueve el involucramiento e invite a la acción transformadora”, aclara. En segundo lugar, la formación de recursos humanos «que puedan implementar acciones de acuerdo al nuevo paradigma pero además ser eficientes, porque la no eficiencia alimenta de alguna manera los discursos que no acuerdan con la perspectiva de derechos.

Por último, rescató las políticas públicas pensadas de manera sistemática y la participación adolescente, a los que definió como “un tema nuclear”. Y señaló que el principal obstáculo de la participación es el adultocentrismo que impide reconocer que el otro nos puede aportar.  “Desestructurar el adultocetntrismo es una manera de redistribuir poder y esto nunca es fácil”, puntualizó.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *